viernes, 10 de noviembre de 2017

PLÁNTULAS: COTILEDONES FILIFORMES

Queridos lectores, volvemos con los primeros fríos y aprovechamos para mostrar algunas plántulas anuales de emergencia otoñal-invernal que tenemos actualmente en el jardín y que se parecen en el aspecto filiforme de sus cotiledones.

 

FAMILIA APIACEAE 

Comenzamos  con Bifora testiculata (cilantro menor), antigua mala hierba de los cultivos que ahora es difícil de encontrar. Sus cotiledones son glabros (sin pelos), la primera hoja es trilobulada y sus lóbulos son dentados.

Bifora testiculata
Bifora testiculata


Torilis nodosa posee unos cotiledones que están ligeramente dilatados en la parte media; posee hojas verdaderas alternas y pelosas.

Torilis nodosa
Torilis nodosa


Nos despedimos de las apiáceas con Turgenia latifolia, sus cotiledones son glabros (sin pelos) y las hojas pinnatisectas (sus segmentos alcanzan el nervio medio) y pelosas.

Turgenia latifolia
Turgenia latifolia

 

 

FAMILIA FUMARIACEAE


Os presentamos a Fumaria officinalis y a Fumaria parviflora. Ambas poseen plántulas glaucas (color verde-azulado), glabras (sin pelos) y las primeras hojas son palmatífidas; las dos son pruinosas (poseen pequeños gránulos de revestimiento céreo), Fumaria parviflora es muy pruinosa y el ápice de sus cotiledones es agudo.

officinalis
Fumaria officinalis

Fumaria parviflora
Fumaria parviflora


FAMILIA RANNUNCULACEAE



La plántula en roseta de Adonis aestivalis es pelosa pero sus cotiledones son glabros y con el ápice agudo; las hojas verdaderas son pinnatisectas, con segmentos lineares y el raquis acanalado.

Adonis aestivalis
Adonis aestivalis



En la foto se pueden observar los finos cotiledones de Nigella damascena y sus hojas pinnatisectas. 
 
Niguela damascena
Niguella damascena


Nos despedimos hasta la próxima entrada!



 



lunes, 28 de agosto de 2017

LA IMPORTANCIA DE SER HORTELANO

Hoy queremos homenajear a todos aquellos héroes anónimos que, azada en ristre, riegan de sudor los huertos familiares combatiendo contra suelos pobres, aridez, escasez de lluvia, múltiples plagas y algunas especies arvenses que, por decirlo de un modo suave, habitan en sus terrenos sin pagar el alquiler.

Dependiendo del tipo de suelo y del cultivo, entre otros parámetros como la procedencia del abono, el agricultor familiar tendrá que lidiar con algunas de las especies de nuestro jardín arvense que os presentamos a continuación:


Comenzamos con Amaranthus blitoides, perteneciente a la familia Amaranthaceae, una planta de porte rastrero, con hojas verdaderas alternas que constan generalmente de unas manchas blancas en el envés y de reborde translúcido si son miradas a contraluz.

Amaranthus blitoides
Amaranthus blitoides


Sorghum halepense es una gramínea rizomatosa que cuenta con una nervadura media  blanca en la hoja.

Sorghum halepense
Sorghum halepense


Chenopodium album (familia Chenopodiaceae), es una planta anual también conocida como "cenizo" debido a la presencia de pelos globosos blancos en las partes más nuevas y tiernas.

Chenopodium album
Chenopodium album

La verdolaga o Portulaca oleracea es una planta pequeña de porte en roseta y glabra. Sus hojas son carnosas y comestibles.

Portulaca oleracea
Portulaca oleracea

Cyperus rotundus es una planta vivaz muy difícil de controlar, ya que se reproduce mediante la tuberización de sus tallos subterráneos.

Cyperus rotundus
Cyperus rotundus


Convolvulus arvensis es una planta trepadora que puede inundar nuestro huerto con su vistosa floración blanquecina.

Convolvulus arvensis
Convolvulus arvensis

Galium aparine es una planta cuya principal característica son sus espolones, que le permiten adherirse al pelaje de los animales o la ropa del hortelano.

Galium aparine
Galium aparine

Si al final veis que no os sale rentable enfrentar estas inconveniencias siempre podéis hacer caso del sabio Don Miguel Cambra, que recomendaba fervientemente a algunos de los agricultores que venían buscando su ayuda “si por ventura no le saldría mejor comprar las verduras en el Corte Inglés”.

Dedicado a don José Joaquín Martínez Zoco, uno de estos agricultores de vocación en su septuagésimo tercer cumpleaños. Con todo el cariño y agradecimiento del mundo por haber sembrado en mí, tiempo atrás, el amor infinito por la tierra y el sudor noble sin esperar nada a cambio.

¡Hasta la próxima entrada!


jueves, 17 de agosto de 2017

EL HERBARIO DE PLÁNTULAS ARVENSES

Volvemos para exhibir un fragmento del Herbario de Plántulas Arvenses del Laboratorio de Malherbología del CITA, para ver las fotos con más detalle se puede hacer doble click sobre ellas.

Como ejemplo de arvenses en cultivos de regadío tenemos a Abutilon theophrasti (familia Malvaceae) y a Solanum nigrum (familia Solanaceae).


Abutilon theophrasti

Abutilon theophrasti

Abutilon theophrasti
Abutilon theophrasti


Solanum nigrum

Solanum nigrum

Solanum nigrum
Solanum nigrum



Nuestro representante del secano y de la familia Poaceae es Alopecurus myosuroides, también conocida como "cola de zorra".





Alopecurus myosuroides
Alopecurus myosuroides


Concluimos con Anagallis arvensis, representante de la familia Primulaceae, que presenta querencia tanto por el secado como por el regadío...

Anagallis arvensis

Anagallis arvensis

Anagallis arvensis
Anagallis arvensis



¡Hasta la próxima!


jueves, 27 de julio de 2017

EL TAMAÑO NO LO ES TODO

La sabia Naturaleza siempre tiende a compensar los dones que otorga a sus criaturas. Dotó de fuerza al león y de velocidad a la gacela, dotó de vista al águila y de agilidad al rebeco, por no hablar de la capacidad de mimetismo de algunos seres que se verían indefensos sin poder ser casi invisibles para sus predadores o de las defensas naturales que poseen otras especies como la lenta tortuga o el inofensivo puercoespín.

Dentro del propio género humano también tenemos infinidad de ejemplos donde el "citius, altius, fortius" no supone ninguna superioridad. Dentro de un mundo como el militar, bajo las reglas del tamaño y la fuerza, destaca la legendaria ferocidad de los guerreros hunos, capaces de conquistar todo el territorio desde la recóndita Asia hasta las mismísimas puertas de la Roma Imperial bajo el mando de Atila, o el liderazgo marcial de Napoleón que trajo en jaque a la Europa de principios del siglo XIX. En el plano musical, entre tenores y sopranos de amplia capacidad torácica, aparecieron Frank Sinatra, Billie Holiday o Edith Piaf; voces que suenan como orchestras griegas contenidas en una laringe, universos dentro de átomos.

La sabiduría popular predica que los mejores perfumes vienen en frascos pequeños, y el caso que nos ocupa hoy también parece confirmar ese viejo adagio: hay tanta belleza en algunas flores arvenses de pequeño tamaño que hace inevitable el detener nuestros quehaceres y disfrutar de ese diminuto regalo visual cada vez que nos topamos con una de estas especies.

Comencemos con el itinerario:

De la sangre derramada por Adonis (divinidad helénica de las plantas, por cierto) en el ataque de un jabalí surgió, dentro de la leyenda, la majestuosa Adonis aestivalis,de la familia de las ranunculáceas y que podemos admirar, como su nombre indica, durante la canícula. Posee flores actinomorfas, solitarias y terminales.

Adonis aestivalis
Adonis aestivalis



Asphodelus fistulosus, llamado comúnmente “gamoncillo”, liliácea que nos ofrece lo mejor de su repertorio (en forma de panícula) con la llegada de la primavera.

Asphodelus fistulosus
Asphodelus fistulosus



Veronica persica, escrofulariácea de hermoso color azulado cuya visión nos compensa de los fríos invernales.

Veronica persica
Veronica persica


Potentilla reptans, rosácea de vivo color amarillo con gusto por cultivos con cierta humedad.

Potentilla reptans
Potentilla reptans


Allium ursinum, ¿quién dijo que los ajos no pueden ser bellos?.

Allium ursinum
Allium ursinum


Lactuca serriola, lechuga silvestre que, ya que no puede ofrecernos el sabor de su “prima” sativa, nos deleita con su exuberancia veraniega.

Lactuca serriola
Lactuca serriola


Epilobium hirsutum o “rosadelfilla”, otra planta de estío con unos hermosos pétalos violáceos escotados.

Epilobium hirsutum
Epilobium hirsutum


Lappula squarrosa, planta anual de flor azul que gusta también del calor con cinco estambres soldados a la corola.

Lappula squarrosa
Lappula squarrosa



Y por último Geum urbanium o “Hierba de San Benito”, de flor o inflorescencias cimosas de color amarillo y fruto en poliaquenio.

Geum urbanum
Geum urbanum

 No habrá grandes despedidas, sino pequeñas esperas hasta la siguiente entrada...



martes, 13 de junio de 2017

SILICUAS Y SILÍCULAS


Durante la primavera las crucíferas del jardín han florecido y fructificado, en las siguientes fotos se pueden apreciar sus largos frutos o silicuas.


Sisymbrium sophia, Descurainia sophia, Brassicaceae
Descurainia sophia o Sisymbrium sophia

Sisymbrium orientale, Brassicaceae
Sisymbrium orientale

Conringia orientalis, Brassicaceae 
Conringia orientalis

Malcolmia africana, Brassicaceae
Malcolmia africana
 
Diplotaxis erucoides, Brassicaceae
Diplotaxis erucoides

Otras crucíferas nos han mostrado sus no tan largos frutos o silículas.

Capsella bursa-pastoris, familia Brassicaceae
Capsella bursa-pastoris

Cardaria draba, familia Brassicaceae
Cardaria draba
 
Neslia paniculata, familia Brassicaceae
Neslia paniculata

Thlaspi arvense, familia Brassicaceae
Thlaspi arvense

Isatis tinctoria, familia Brassicaceae
Isatis tinctoria

Con esta última y linda foto nos despedimos hasta la próxima entrada del blog.

martes, 23 de mayo de 2017

DEL JARDÍN AL HERBARIO

Hoy os presentamos otra faceta del trabajo que realizamos en el jardín arvense, se trata de la herborización de plántulas que hemos recogido por estas fechas.

Inmediantamente después de recoger las plántulas en el jardín las disponemos entre dos hojas de papel de filtro, posicionando las distintas partes de la planta de la forma deseada.

herbario, plántulas


Cuando terminamos la tarea anterior alternamos las hojas de papel de filtro que contienen las plántulas con periódicos de forma que todas queden entre dos periódicos y colocamos todo dentro de una prensa durante el tiempo necesario para su prensado y secado.



Una vez que hemos conseguido el resultado esperado colocamos las plántulas en un papel libre de ácido para su posterior fotografiado y conservación.



En las siguientes fotos mostramos las fotografías de algunas herborizaciones.





Las plántulas herborizadas y sus fotos se registran en una base de datos y se identifican con un código que facilita su posterior localización en el herbario. Finalmente las plántulas pasan a formar parte del herbario.



Esperamos que esta entrada haya resultado interesante, ¡hasta la próxima!